¿Cómo comen las lechuzas? Son carnívoras y suelen alimentarse de pequeños mamíferos como los ratones o topillos. Por eso, en muchos países europeos, se han considerado aliadas de la gente del campo.  De hecho, existen auténticas redes de postes y de cajas nido para permitir que las lechuzas coman los ratones que afectan a los cultivos. Incluso existen graneros adaptados para que aniden. Engullen a sus presas por completo pero no digieren ni la piel, ni el pelo ni los esqueletos. Este tipo de desechos son regurgitados posteriormente en una bola conocida como egrapópila. Si te encuentras una especie de bola y huesos oscura y poco brillante, es que hay una lechuza por la zona.

 

La ganadora del primer premio de FotoAves 2017 es esta imagen con la que Mario Cea quería mostrar la labor de esta rapaz en el campo, controlando las poblaciones de ratones y topillos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Cómo duermen las lechuzas? Como todas las rapaces, de pie. Suelen hacerlo, lógicamente, durante el día. Son más activas al amanecer y al atardecer.

 

¿Migran las lechuzas? Las residentes en España no, aunque en invierno hay llegada de lechuzas europeas. En cualquier caso, y por lo general, las lechuzas son sedentarias y muy cosmopolitas. No en vano, se la conoce como lechuza de campanario en muchos sitios (y no nos olvidemos de que en inglés se denomina búho de granero).

 

¿Dónde viven? Las lechuzas viven en territorios que, en invierno, llegan a abarcar unas 5.000 hectáreas (o unos 5.000 campos de fútbol). En verano, suelen reducirlo a 350 hectáreas. Siempre es el mismo. Como mínimo, cada área de acción cuenta con un nido, un par de sitios  para dormir posada y un número indeterminado de lugares para visitar de forma ocasional. Al pasar toda su vida en un territorio, las lechuzas se lo aprenden al dedillo: memorizan los mejores sitios para cazar, las mejores rutas de vuelo, el mejor lugar para anidar…

 

¿Y dónde anidan? No construyen nidos. Son cavernícolas y  aprovechan todo tipo de oquedades, ubicados sobre todo en edificios de zonas rurales. Por algo se les llama lechuzas de campanario o, en inglés, búhos de granero. Estos dos tipos de construcciones  son las que mejor les proporcionan lo que necesitan: un refugio donde se sentirse seguras y protegidas de la lluvia y del viento, y altura. Las lechuzas suelen preferir lugares a la menos tres metros sobre el suelo.

 

Compártelo en las redes sociales.
  • Twitter
  • Facebook
  • email

Páginas: 1 2 3 4 5 6

icono_registrate  Hazte socio