ENLACES RECOMENDADOS

  • 1. Página Oficial de SEO/BirdLife
  • 2. Aves y Clima
  • 3.Alzando el vuelo (Águila imperial)
  • 4.Migración de las Aves
  • 5.Spring Alive
  • 6.Enciclopedia de las Aves de España
  • http://www.seo.org/educa/

TEMAS

Aventurer@s poetas

AVENTURER@S EN ACCIÓN  TINTERO

 

Poesía para la lechuza.

En pasado número 19 de la revista Aventurer@s propusimos un concurso sobre el ave del año y nos ¡y el resultado ha sido increíble! hemos podido comprobar la genialidad y talento de nuestr@s aventurer@s queriéndolo compartir con todos los visitantes de la web. Os animamos a leer los cuentos y poesías. Estamos seguras de que os gustarán. 

imagen poetas

Lechuza,  ave del año 2018

Por Carlos Travé Agulló. 9 años de Elche, Alicante

Este ave es muy bonita,
Cuando la veo
no es muy chiquitita.
Este ave es rapaz,
Y de coger roedores,
es capaz.
Ser sigilosa se le dá bien,
y cazar cosas para después comer.
Ha sido Ave del año
espero que ya más
no se le haga daño

Lechuza común
Por Juan Antonio Garrido. 9 años, de Huelva.

Fíjate en los árboleswriter-795286_1920
fíjate en las ramas,
fíjate en las flores y
fíjate en la fauna.
Apréndete el camino
y búscale el sentido
para que se cumpla el poder del destino.
Busca al ratón,
Persíguelo, no te rindas,
Y atrápalo.
No tengas miedo
nosotros te ayudaremos,

tu casa no se destruirá porque pasaremos de destrozar.
Lechuza, eres valiente,
y yo te digo:
Ave del año para siempre.

La lechuza común
Por Lucia Rodríguez Llamas. 9 años, Mairena de Aljarafe, Sevilla.

lechuza dibujo copyLa lechuza común,
No puede desaparecer,
y los humanos lo podemos resolver.
El campo está más feo,
pero no podemos empeorar de nuevo,
las lechuzas nos hacen falta,
y hay que librarlas de las jaulas.
Su carita tan linda,
parece un corazón,
no te equivoques con el búho,
que es más grandullón.
Su hábitat va a peor,
y le cuesta más,
coger un roedor.
La lechuza los ratones,
quiere comer,
y no los encuentra,
donde debería haber.

La nit dúna òliba.
Sara Zarzuelo Lozano. 12 años, Sant Joan de Mediona. Barcelona

Una vegada hi havia una òliba
Que quan volava no feia soroll.
Des de la branca dún om tot
S´ho mirava amb uns ulls ben rodons,
Si no podía dir res a ningú,
Es consolava llançant un bon udol
I els ocellets que dormen en pau
Es despertaven amb un sobresalt. Quan veía un reptil o algún ratolí que es passejaven
En lloc de dormir, obria les ales, baixava en picat i en un batre júlls ja els havia caçat.

La vida de una lechuza
Por Naia Esteso Escolar. 11 años, Velada, Toledo.
Era una mañana de Abril cuando mi madre puso 2 huevos y los incubó ella sola. Unos días más tarde otros 2 huevos (y en uno iba yo,) que también incubó.
Pasados unos días mis 2 hermanos mayores salieron del cascarón. Días después aparecimos mi otro hermano y yo. Cuando salí del huevo vi que vivía en un desván de una casa abandonada. Yo me asombré al ver que, a diferencia de mi madre, parecía con mi plumón una bola de pelo enorme. Mis hermanos mayores se llamaban White y Blanca, mi otro hermano Tito y yo Alba. Unos minutos después vino mi padre y trajo un ratón, mamá lo despedazó y nos lo dio. Estaba bastante… bueno.
A White y Blanca les empezó a salir como unos tubos que creo que se llaman cañones.
Éramos 2 hembras y 2 machos. Y así día tras día nuestra madre nos daba trozos más grandes cada vez y un día tragué sin querer pelos y huesos, más tarde noté que algo me subía por la garganta hasta la boca y escupí una especie de bola de pelo y hueso.
Pero un día mi padre no nos trajo comida y mamá fue a investigar. Volvió muy triste porque se enteró de que habían atropellado a papá.
Los días siguientes teníamos menos comida pero nos saco a delante a todos menos a White que estaba muy débil. Y llegó el día en que Blanca se iba a ir de casa nos despedimos de ella y se fue y no he vuelto a verla pero seguro que estará muy bien. Y Tito y yo nos quedamos solos, Tito se fue antes que yo,( bueno 2 días antes.).
El día que me fui, hice unos vuelos por el desván y me fui, busque un sitio donde vivir pero solo encontré una torre y en el primer hueco que vi me metí. Iba a ser la primera vez que cazara y salí a ver que había, vi un ratón en el suelo a pocos metros de mi, algo me dio en el ala y me caí al suelo intente volar pero todos mis esfuerzos fueron en vano y allí me quede, a la mañana siguiente vi un humano pero pequeño que vino corriendo yo me asusté y me puse a batir el ala que podía mover pero nada, el me cogió y vi que no tenía malas intenciones me llevó con mucho cuidado a un coche y me metió en una caja con agujeros y el coche se empezó a mover.
Cuando me di cuenta ya habían parado sacaron la caja del coche y la llevaron a algún sitio con migo dentro, la dejaron en el suelo y allí me quedé, más tarde abrieron la caja y pude ver que alguien me cogía con una toalla y me puso en una mesa sentí un pinchazo y me quede dormida. Al despertarme vi que tenía el ala herida vendada y a mi lado una jeringuilla con aguja me cogieron con la toalla y me llevaron a una minijaula y me dejó comida y agua. Pasaron los días y me fui enterando de cosas como de que la que me vendo el ala se llamaba Amalia, que cuando me caí al suelo fue por qué me disparó un cazador, que cuando estuviera mejor me llevarían a un sitio más grande…
Y por fin llegó el día en que me pasaron a un sitio más grande, yo estaba ansiosa por ver si podía volar. Al entrar me quedé atónita, allí estaba mi padre, me explicó que le habían atropellado pero no había muerto y alguien lo cogió y lo trajo aquí, cuando terminó de contarme lo que le pasó yo intenté volar y si que podía volar aunque era un espacio cerrado había ratones y conseguí cazar uno. Y un día Pilar (que era otra chica que trabajaba allí) me fue a soltar no muy lejos de donde vivía y me fui a mi casa, me metí en mi agujero y me quedé dormida, al anochecer empezó a hacer más frío de lo habitual.
Los días siguientes se puso el bosque precioso porque había hojas secas de tonos verdosos, marrones, rojos… pero días después las hojas se cayeron y así fue todo el otoño. Y un día empezó a nevar, pasada una semana todo estaba nevado y podía seguir cazando solo que escuchando. En invierno hay una fase que pasamos algunas (yo no) que se conoce como ´´lechuzas bobas“ es que como que se quedan atontadas. Y así pasó el invierno. Y por fin llegó la primavera, y es que lo que hacía todos los días era cazar, beber y dormir y poca cosa más.
A los árboles les salieron hojas otra vez y flores de muchos colores y el bosque estaba muy bonito, eran de color: rojo, naranja, morado, amarillo, azul…
A veces cazaba al amanecer y contemplaba el sol cuando salía. Y así comenzó la primavera.
Yo en abril como mi madre puse 4 huevos y de ellos salieron 4 pollitos muy pequeños y su padre y yo les traíamos comida, hasta el día que se fue el más mayor, luego el siguiente más mayor y cuando me quede solo con 2 les podía dar más comida a cada uno y yo saque a todos adelante aunque su padre se comió un ratón con insecticida. Ya entrado el verano puse 3 huevos con otro macho y a este no le pasó nada y todos los pollitos otra vez salieron adelante. Los crié en un desván como mi madre pero los anteriores en un agujero de un árbol. Y así vivo año tras año. No he vuelto a saber nada de mis hermanos, mi madre ni de mis hijos, de mi padre si porque sé que está vivo porque lo vi como lo soltaban mientras yo cazaba la semana pasada pero lejos de mí.

Mi amiga nocturna

Por Julieta Gruber Peña. 11 años, Zurita, Cantabria.

Julieta ha conmovido a toda la Tribu del Bosque y nos pide ayuda para un gran problema que tiene, completa la lectura en la web y ayúdala!

Tengo 11 años. Este es mi último año en el colegio, después iré al instituto. Para poder ir al instituto en el que tendré que estudiar, me mudaré a otro  pueblo.

La mayoría pensaréis que eso no tiene nada de malo ¿verdad? Pues si, si que lo tiene. Bueno, pues resulta que mi familia y yo vivimos de Aluiler, entonces cuando nos mudemos, la dueña de la casa venderá el terreno a otra familia que desmontará la casa y habrá un chalet con piscina.

Me he parado a pensar y me he dado cuenta de que cuando hagan el chalet quitaran la huerta que tenemos ahora, talarán los árboles para hacer la piscina, y por último ( y no menos importante), para empeorarlo aún más echarán a los animales que viven aquí, no a las mascotas, sino a los petirrojos, carboneros, ratones de campo… y sobre todo no me podría separa de Alba. Alba es una lechuza común que vive en el tejado de la cuadra y somos amigas.

Leí un libro que la lechuza es una especie amenazada por falta de cobijo en las cuadras, casas, viejas y zonas de agricultura, (su lugar favorito en lo que se refiera a la caza) Tengo que ayudarla pero no sé que hacer. ¿suspender todas las asignaturas y repetir curso (¡espero que no!) Bueno, tengo un año para pensar, de todas formas ¿me ayudáis?

 

Compártelo en las redes sociales.
  • Twitter
  • Facebook
  • email
Esta entrada fue publicada en Concursos, educación ambiental, Noticias y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

¿Cómo funciona el blog?

¡Hola Aventurer@s! Bienvenidos a vuestro blog, desde aquí estaréis informados de todo lo que ocurra en el club. Podréis estar a la última de las novedades. Pero lo mejor es que vosotros también podéis dejar vuestros comentarios. ¡OS ESPERAMOS!

AGENDA AVENTURERA

https://www.seo.org/agenda/